jeudi 19 avril 2007

De principitos (no sapos), focas, zorros y.. cerdos!


Hoy me comentaban sobre el último libro de Pablo Tusset, un libro que no he leído, pero que compré, y sabía que estaba por casa. Buscándolo, a su lado, estaba uno de Antoine de Saint-Exupery , al que todos, o casi todos recordamos, por ser el creador de“El principito”. A mí, como dato simpático y curioso, su nombre también me trae a la memoria que había adoptado a un cachorro de foca y lo tenía en la bañera de su casa.


El Principito fue uno de mis libros favoritos. Lo he leído varias veces y puede que lo haga alguna más. Sé que volveré a llorar. Ahí está el nexo de unión: Me acordé de una de mis épocas en concreto, muy triste y deprimida, en la que flaqueaban mis fuerzas para continuar, y El Principito consiguió darme una brizna de esperanza y arrancar a llorar, que me sirvió para dar el primer paso y salir adelante, poco a poco, de ese bajón anímico.


Siempre viene bien que alguien nos recuerde que:

- Adiós - le dijo.
- Adiós - repuso el zorro-. He aquí mi secreto. Es muy sencillo. Consiste en que no se ve bien sino con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos.

Ahora voy a por el de Tusset, “En el nombre de el cerdo”… confieso que ya se me había olvidado lo que fui a buscar en la estantería. ¿Quién sabe?, a otros este libro también les ayude a levantar su ánimo.

O simplemente a pasar un rato agradable.

5 commentaires:

A moonclad reflection a dit…

Hola!
Vine a devolver gentilezas, pero em encuentro con un hermoso blog lleno de sentimientos que me gustria ir conociendo ya q es la esencia de la person q lo escribe....tu....besos!

Nika a dit…

sí, definitivamente "El Principito" es uno de esos libros que siempre dejan huella.

abrazos

Cierro comillas a dit…

Mi frase preferida del principito es cuando este esta por partir y la rosa le pide que le retire la campana protectora... "Será necesario que soporte dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas"

Rafael a dit…

También es muy lindo eso de "Sé que en algún lugar del mundo, existe una rosa única, distinta de todas las demás rosas...".

Cuando volví a releer El Principito unos años después, también lloré. Y es que me sentía triste y como dices, creo que me volvería a emocionar una vez más al releerlo.

Quería agradecerte la visita a mi Blog.

Me fue grato el texto.

Saludos.

Rafael.

gonzalo a dit…

siempre habrá un niño en nuestra alma?